Hubo una poca en la que Jose Bautista era bastante agradable. Mientras estuvo en Kansas City hace muchos veranos, era joven y corts y sola saludar a los "Right Field Rowdies", un grupo de aficionados a ultranza que iban a todos los juegos a pesar de que los Royals no eran tan buenos.

En un da a mediados de septiembre, se encontraba recostado sobre una colchoneta de yoga sobre la montona alfombra del camerino de visitantes de Anaheim.

"No puedo decir que sea un tipo muy querido en la liga", dijo el manager de los Azulejos, John Gibbons. "Ahora, cuando es tu compaero de equipo, es totalmente distinto.

"No voy a estafar Buy Men Canada Goose Hybridge Jacket Spirit Ireland al tipo", dijo el recientemente retirado rbitro de la MLB, Tim Wilke. "En ocasiones lleva las emociones a flor de piel. Probablemente tiene una personalidad agresiva. Trata a los rbitros y a los equipos contrarios de la misma manera".

"l es lo que llamaramos un macho alfa, alguien que tiene mucha confianza en s mismo".

"Con malas palabras, es simple y sencillamente un imbcil. Esa es la percepcin que todos nosotros tuvimos de l aquel da en ese gran escenario".

Bautista y los Azulejos estn de vuelta en la postemporada nuevamente. Ellos aseguraron un puesto de comodn el da final de la temporada y se medirn a los Orioles de Baltimore en Toronto. Preprense para sentirse ofendidos.

Bautista incluso tuvo el descaro, durante el entrenamiento de primavera, de anunciar que tena una cifra en mente para su nuevo contrato y que no estaba dispuesto a ceder en el precio segn los informes, $150 millones, aunque Bautista lo ha negado.

En algn momento en aquellas tribunas del campo derecho, se cancel la boda. Bautista estaba jugando para los Azulejos de Toronto en otoo pasado en el ardiente juego 1 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en Kansas City. Tras asegurar el out final de la quinta entrada, fingi lanzar la pelota a las tribunas, despus volvi a colocarla en su guante y sali trotando del campo de juego.

As que Bautista disfruta interpretar el papel del chico malo, correcto? El odio, en los deportes, es una forma de adulacin. "La gente no abuchea a los don nadies", dice Goins.

El segunda base de Toronto, Ryan Goins, todava siente escalofros cuando lo recuerda: juego 5, el ganador se lo lleva todo, empatados a 3. Las frustraciones de una franquicia que no haba visto los playoffs en veintids aos estaban a punto de hervir. Despus de que los Vigilantes anotaron una polmica carrera y llovieron botellas de cerveza desde las gradas, y la sptima entrada haba alcanzado los 40 minutos, Bautista se par en el plato con dos corredores en base y dos outs. Bate un cuadrangular con la cuenta de 1 bola y 1 strike, profundo al jardn izquierdo y las cmaras se sacudieron. El estadio estuvo cerca de estallar.

Goins dice que "perdi el conocimiento" mientras recorra las bases. Por su parte, Bautista permaneci impvido, pero estaba tan encendido que cuando lleg al dogout golpe su casco de bateo dos veces.

Gray est convencida de que lo vio sonrer burlonamente cuando se diriga al dogout.

Hace el papel de un hombre que juega enojado, posiblemente porque se vio obligado a jugar con cinco equipos en un solo ao, o tal vez a causa de un entrenador de la infancia en la Repblica Dominicana que no lo eligi para un equipo que viaj a Mxico a mediados de la dcada de los 90, uno de esos viajes que parecen tan importantes cuando tienes 13 o 14 aos.

"Es una persona muy orgullosa. Si piensa que lo estn perjudicando, se defiende solo y defiende a sus compaeros de equipo".

A uno de los miembros de los Rowdies, Sabrina Gray, le gustaba tanto Bautista que en los momentos de aburrimiento que vienen cuando tu equipo pierde dos tercios de sus juegos, bromeaba que se cambiara el nombre a Sabrina Bautista.

Buy Men Canada Goose Hybridge Jacket Spirit Ireland

A Bautista le debe encantar ser ser villano, correcto? Canad es conocido como un pas muy agradable y Bautista aporta algo de intensidad. Digamos que sabe cmo enardecer los nimos de sus compaeros de equipo. El lanzamiento de bate que tanto enfureci a Odor y a los Vigilantes de Texas llev a los Azulejos en realidad a todo Canad al frenes en octubre del ao pasado.

Ha sido una larga temporada desde el incidente con Odor, y Bautista dej de aparecer en los titulares. Se lesion el dedo del pie en junio, despus de estrellarse contra la pared del jardn derecho tratando de cazar un elevado; poco despus de su regreso, se le ator el taco en el csped en un lanzamiento y se lesion la rodilla. Los periodos de inactividad han afectado su ritmo. Su promedio de bateo ronda alrededor del .235.

Quiz sea el hombre ms odiado del bisbol, y suscita tales sentimientos viscerales que, en mayo, el jugador del cuadro de Texas, Rougned Odor, lo golpe violentamente en la mandbula por un lanzamiento de bate al aire que sucedi siete meses atrs. Bautista, para decepcin de sus detractores, se mantuvo de pie.

"Por qu querras hacerle eso a un aficionado?" se pregunta. "Por qu querras hacerle eso a un nio? De la noche a la maana, se port como un patn con todos nosotros.

"Deberan construir una estatua para conmemorar ese momento", dijo el columnista del diario Toronto Star, Bruce Arthur. "Hasta el da de hoy, apuesto que si le preguntramos a la gente dnde se encontraba cuando esto sucedi, podran decirlo con exactitud. En parte es rebelda pura. Los Azulejos, durante 22 aos, fueron todo menos rebelda.

En aquel entonces, Bautista era pequeo y delgado, con orejas prominentes. De acuerdo con una historia sobre l en Yahoo del 2011, los nios le decan el Ratn.

Bautista lanza el bate al aire, se detiene a admirar sus jonrones mucho ms tiempo del nanosegundo permitido en las normas no escritas del bisbol y discute por bolas y strikes como un comprador obsesivo hurgando entre fruta mallugada.

"No creo que haya estado enojado", dice Shaw, quien ha trabajado con jugadores de la NFL y atletas olmpicos.

La respuesta no vendr de Bautista. Su equipo de publicistas dice que no conceder una entrevista para este reportaje.

"Jos Bautista es de cierta manera la anttesis. Se hizo bueno, se hizo grandioso. Tom una bola rpida de 90 mph (145 kph) y la mand a la luna".

´╗┐Bautista de los Azulejos

Sus jonrones, los altsimos, son casi como una tarjeta de felicitacin con la imagen del dedo medio enviada a todas aquellas personas que dudaron de l a lo largo de su vida.

ESPN le pidi a la psicloga deportiva, Tracy Shaw, que analizara el lenguaje corporal de Bautista en aquel icnico juego de la Serie Divisional de la Liga Americana.